sábado, 15 de noviembre de 2014


Recortabas mis ilusiones con tijeras de indiferencia cruel. Nunca estabas cuando mi piel quería erizarse con tu tacto. Disfrazaste con adjetivos falsos al amor, dejándolo putrefacto, colgado en un tiempo que siempre fue pasado.

Ya no sé ni tu nombre, querido. Y, sinceramente, ya no me importa.

P.

2 comentarios:

  1. Me encanta. Muy bien dicho y con preciosas palabras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Déjame tu opinión (se admiten críticas)
Ahora lo miro!!!
;-)